sábado, 11 de octubre de 2014

Y punto.

Me puse a pensar, en todas esas veces en que la gente te dice algo, esas veces en que te dicen cosas buenas y cosas malas. Y muchas personas piensan y viven una filosofía de "¡Que se joda todo el mundo, hago y pienso lo que me gusta, lo que soy", pero también hay personas que sienten que hay que tomar lo bueno y lo malo, poner todo en la licuadora y luego en una balanza. Y simplemente otras tantas personas no saben que pensar, y toman lo malo y se destruyen la vida pensando en los malos comentarios y palabras indirectas. Y la verdad, yo no sé qué pensar. Soy sincera, aún estoy creciendo y no hay una verdadera yo, estable y con una personalidad definida. Soy una adolescente, estoy en un trance, estoy creando a mi propio yo. Y en este momento de mi vida, estoy haciendo más cosas, que me gustan y me apasionan. Y también desechando otras tantas cosas, pensamientos y demás. Y he llegado a la conclusión de que cada persona es libre de hacer lo que se le da la gana, pero sin dañar al resto. Mientras respetes al otro, todo muy bien. Por ende, cada persona tiene el derecho de hacer lo que se le plazca en lo que a esa persona corresponda. Puedes estudiar lo que tú quieras, ser quien tu quieres ser, luchar por tus sueños, publicar lo que se te antoje de ti o lo que venga de tu imaginación (sin dañar a otros y a ti mismo, por supuesto), escuchar la música que te encanta, porque simplemente te encanta, viajar a donde quieras o quedarte en casa viendo tele o leyendo un libro. En fin, cada persona es libre de hacer y pensar como se le da la gana. Cada "formula", "cuidados" o pasos para tener una vida tranquila, es personal y opcional, ¡porque somos distintos. Y bueno, llegando a otra conclusión, no tenemos porqué preocuparnos por lo que otros piensen de nosotros en nuestros aspectos más personales. Debemos hacer lo que nos gusta, y mientras sigamos la línea de la diversión y respeto, todo perfecto. Además, hacer las cosas por lo que va a pensar la gente es de estúpidos, realmente eso no interesa en casi todos los aspectos de la vida. Ahora, que la gente se meta en tu vida, cuando no están invitados y se toman atribuciones de "pero en el fondo tu dejas la puerta abierta" realmente es para reírse, y no voy a emitir comentarios al respecto, porque no vale la pena. Todo tenemos un cerebro, y hay que usarlo para pensar, porque pensar es gratis. En fin, tenemos el derecho a ser felices siguiendo nuestro propio camino, somos distintos y eso es lo magnifico de la vida. Y siempre habrán personas tirando tierra a las cosas que brillan, es casi ley, y eso en verdad no importa. Mientras disfrutes lo que haces y lo quieras con todo tu corazón, te harás feliz a ti mismo y quienes amas y quienes te aman. 

domingo, 31 de agosto de 2014

Está bien no estar bien.

Un efecto colateral de estar vivo y ser un humano con una vida que manejar, es abrir y cerrar capítulos.
Escribir y terminar capítulos es algo muchas veces duro de hacer. Sobre todo poner punto final a capítulos que están llenos de nostalgia. Muchas veces comenzamos periodos en nuestra vida llenos de expectativas, pero que en el fondo, solo nos destruyen, porque al final, hay muchas cosas que no podemos controlar por nosotros mismos. Es un punto de controversia, ya que  tiene que ver con la forma de pensar de cada uno, pero creo que nadie decide estar ante una circunstancia que puede cambiar un poco la vida, pero si podemos decir cómo enfrentar esa circunstancia.
Pero al cerrar capítulos muchas veces es inevitable no sentirse triste. A pesar de que algunos utilizan el cliché de "Sonríe, porque sucedió" y tal vez está bien. Pero creo que es necesario tomarse un tiempo para estar triste, para vivir un pequeño duelo respecto a lo que decimos adiós, para vivir el pequeño o gran cambio y todo lo que sigue. La mayoría de las veces es necesario tomarse un tiempo para quitarse las mascaras y simplemente vivir lo que se siente. 
Estar triste se toma como un signo de debilidad, de depresión, de amargado, pero realmente no es así. Estar triste y no esconderlo es tener valentía, es ser realmente humano. Es obvio que el sol en algún momento se tiene que esconder. Porque muchas veces somos tan duros, que necesitamos que algo nos quiebre para así, en nosotros mismo reconstruirnos, y hacerlo bien. En definitiva, es crecer.
Está bien pedir ayuda, está bien llorar, está bien ser uno mismo. Creo que es algo realmente idiota evadir a alguien porque no esta bien, porque "la tristeza se contagia" o cosas así. Hey, somos humanos, tenemos días de sol y de lluvia. No estoy diciendo que hay que pasarse toda la vida quejándose, no, al contrario, lo que quiero decir, que para comenzar un capítulo con las mejores vibras, con la mejor disposición para una buena vida, es necesario vivir un pequeño periodo de trance. 
Es fácil ocultar las cosas, lo difícil es ser valiente y ser tal cual somos, independiente de lo que nos pase. A veces es necesario vencer ese orgullo, porque es necesario que alguien nos ayude a crecer.
Cerrar capítulos, muchas veces apesta. Y comenzar otro, apesta aún más. Pero es necesario. Incluye decir adiós, incluye cambiar rutinas, incluye evitar, incluye comenzar a hacer. Pero es necesario.
Es realmente complicado ser un humano, pero ¿qué se le va a hacer? Hay que seguir adelante, sentir lo que el momento dicta y seguir escribiendo historias, a fin de cuentas, somos el escritor de nuestro propio libro.

lunes, 3 de marzo de 2014

Días que pasan muy rápido...

Los días pasan muy rápido cuando nos comenzamos a sentir cómodos. Supongo que por eso las vacaciones ya están terminando. Y recapitulando todos los momentos vividos en estos dos meses, hubo un montón de buenos momentos, de esos que puedes contar en una tarde para reírte un rato de estupideces. Hubo malos momentos, pero de esos que hacen crecer. Hubo madrugadas de insomnio, de pensar en el pasado y lo que vendrá. Hubo noches de tequila y buenas conversaciones. Noches de fiesta. Noches de lectura. Días de pijama, días de compartir con gente linda. Días de conocer nuevos lugares. Atardeceres interminables en bicicleta. Canciones para guardar. Libros para releer, historias para escribir. Sentirte pobre, sentirte rico, sentirte cómodo. 
No me gusta la nostálgia porque convivo mucho con ella, pero sí, debo dar gracias por unos maravillosos días, por lo bueno y lo malo. Porque tengo más historias que contar, porque así la vida no es tan aburrida.
Se cierra un ciclo para muchas personas que amo, y se abre otro, lleno de experiencias y cambios de vida. Y me sumo. Es un año duro, pero quiero aprender de todo. Estoy asustada, pero también me siento valiente. Quiero dejarme llevar y fluir, porque supongo que la vida nos da oportunidades cada día, de esos que marcan la diferencia, y que cada uno tiene que aprender a observar.
¡Adiós a estos maravillosos días! Me doy la bienvenida a mi último año escolar y tal vez el último en mi ciudad.  
Bienvenida a las nuevas experiencias.

lunes, 17 de febrero de 2014

Saludablemente cómodos.

Hablar del peso, desde siempre ha sido un tema que ha dado mucho que hablar, y mucho que callar.
Sí, es un tema de controversia, un tema de salud, de lucha, un problema quizá, que en nuestra época ha tomado cada vez más atención. 
Hablar de en general de lo físico, de nuestros cuerpos, nuestro peso, nuestra forma, para mí, es algo muy delicado. Porque tal vez no lo tomamos con la verdadera responsabilidad y efectos colaterales que esto puede tener. No nos damos cuenta que alrededor nuestro, hay un montón de personas que se preocupan más de la cuenta, que tienen problemas, trastornos, que sufren.
Y sé que muchas personas (tal vez la mayoría) (no quiero cometer una falacia) toman este tema muy a la ligera, y cuando se habla, se escribe o se escucha, dicen "No deberían tomárselo tan en serio" o "¿Para qué exageran?" "Están todos enfermos", etc. Pero al hablar así, hacemos daño.
Pero para aquellas, aquellos que piensan y sienten que el peso es demasiado importante, que no pueden aceptar lo que ven el espejo, para aquellas/os que piensan que siendo más delgado serán aceptados; cree, luces tal cual como eres por una razón. Y no necesitas ser más delgado para ser feliz, para ser aceptado, para ser "bonita/o".
"Delgado esto, delgado lo otro", es basura. Perder tu vida intentando ser delgado te llevará a la infelicidad, a la obsesión, a perder cosas maravillosas, a dejar de ver lo importante. 
El peso es solo una etiqueta, la puerta a una mentira que se puede transformar en una cruda realidad. 
Si piensas que siendo de tal manera físicamente podrás ser aceptado, estás equivocada/o. Solo te destruyes. Pierdes la vida luchando por un ideal imposible, porque sabemos que la perfección no existe. 
Pero lo que sí existe es quiénes somos en realidad, lo que nos hace únicos, y eso, eso es lo verdaderamente importante. Dejemos de vivir en fantasías, y comencemos a creer que somos suficientes
Lucha por sentirte cómodo en la manera que eres, porque sí, creo en ese cliché de "todos somos diferentes por alguna buena razón". No podemos lucir todos iguales, todos delgados o como Angelina Jolie y Brad Pitt. No podemos dejarnos llevar por los falsos "ideales de belleza" que vemos en tumblr, o en la publicidad. Acepta cómo eres, porque estás viviendo, porque debes ir por nuevas experiencias y no debes atascarte en algo tan dañino.
Cómoda/o y saludable, eso es lo importante. Vuelvo a decirlo, cómoda/o y saludable. Ser feliz, eso es todo lo que necesitas.

No quiero entrar en detalles sobre como se está saludable, porque todos lo sabemos.
Y el sentirse cómodo y adelgazar no va en dañarte, o ir en mal camino, no. Va de la mano con aceptarse y hacerlo por salud y amor a nosotros mismos, ¡pero en buen camino!
Siéntete cómoda/o con ese rollito, o tu forma, porque eres especial por muchas otras razones verdaderamente importantes. Acéptate en la maravillosa forma en la que eres. Las etiquetas no son nada, solo obstáculos que debemos saltar.
Los placeres de la vida a veces están en un helado, en una manzana, en el deporte o en hacer nada. 

domingo, 29 de diciembre de 2013

Ahora es el comienzo.

La Navidad terminó y ahora solo nos queda esperar un nuevo año. Y como cada Diciembre, la mayoría de los seres humanos hacemos algo que en la mayor parte del año no hacemos; reflexionar. Y no, no hablo de sentarse frente a un árbol en posición de yoga, si no que hablo de mirar hacia atrás, de cuestionarse, analizar y a prender, ya que por muy bueno o basura haya sido este año, siempre, siempre hay algo que aprender. También hablo de mirar el ahora, el presente. ¿Qué estoy haciendo? ¿Tengo un objetivo claro? ¿Soy idiota? y otras mil interrogantes que llegan con esta "Crisis existencial de fin de año"
También hablo de mirar hacia el futuro. Y en eso me quiero centrar.
Hay un montón de personas que dicen "¿Por qué esperar un nuevo año para comenzar a hacer las cosas bien?" "¿Por qué esperar un nuevo año para atrevernos a cambiar?" 
Y la verdad, estoy de acuerdo. Siempre, siempre ¡siempre! puede ser un nuevo comienzo. Ya sea domingo o miércoles, las doce del día o las ocho de la tarde, marzo o septiembre. Con tal de tener fe en nosotros mismos e ir superando los obstáculos junto con esfuerzo, todo es posible.
Pero, si analizamos con mayor detención, los seres humanos, nos caracterizamos por necesitar ese empujoncito que nos anima a seguir hacia adelante. Es como si necesitáramos que otras personas o instancias o cosas, nos animen y podamos comenzar a hacer o dejar de hacer ciertas cosas, en un tiempo determinado, con su fecha de inicio y las condiciones optimas. Y ¡es inherente a los seres humanos!
La gran mayoría de nosotros necesita tal vez llenarse de ganas, energía y lo necesario para hacer lo que queremos.
Y lo verdaderamente importante no es cuando, si no el intentar hace ese algo que cambiará en algo nuestras vidas y de quienes queremos.
Entonces, desde mi punto de vista está perfecto hacer esa inmensa lista de sueños por cumplir, metas, cosas por hacer, por tener, por dar. Cualquier empujoncito o recordatorio es bueno, porque nos anima, nos recuerda el por qué de hacer esto. Pero ojo, no digamos "2014, por favor, se bueno". Los años no son buenos o malos, nosotros somos quien los construimos.
"Escribir más, leer muchos libros, caminar más, caminar con alguien, terminar de escribir mi libro, salir más, cantar sin miedo, comprar una casa, terminar mis estudios, cambiar esas actitudes negativas, pasar más tiempo con mis padres..." en fin, una lista interminable de lo que podemos hacer.
Y bueno, ¡que comiencen los cambios!
¡Feliz 2014!

viernes, 20 de diciembre de 2013

¿Qué es esto?

Desde que tengo memoria, siempre me he cuestionado todo. Siempre he intentado ir más allá de lo que aparentemente se ve o se siente. Siempre le he dado vueltas a todo, a cualquier asunto por más simple que sea (porque a menudo lo simple es lo más complejo, hermoso y desconocido). Siempre todo ha estado guardado, pero jamás esos pensamientos salen de mi mente. Jamás digo nada, jamás digo lo que pienso, jamás hago las millones de preguntas que surgen de la nada. Pero también, siempre he escrito. Escribo poemas, pequeños textos, historias, cuentos, canciones, en una que otra libreta, hojas sueltas guardadas en algún rincón o simplemente en mi ordenador. De vez en cuando subo algún texto o poema a mi blog "literario" pero nada más allá de eso. Y siempre he pensado que como seres humanos, debemos pensar, analizar, crear, cribar todo lo que sucede a nuestro al rededor y a nosotros mismos. En nosotros está hacer pequeños cambios para cambiar esa mentalidad cerrada que se nos impone tener. Pero, ¿a dónde voy con todo esto? He decidido crear este blog (¡mi cuarto blog! no se si es bueno o malo...) para simplemente opinar, analizar, aclarar pensamientos, informar, desinformar. Hay tantas cosas en las que fijarse, y no me refiero a sentarse en algún rincón con la típica posición de filósofo griego, no, me refiero a reflexionar, para hacer la vida más sencilla o más llevadera. Al fin y al cabo escribir siempre ayuda. Y no aspiro a tener grandes seguidores de este blog, porque no es mi intención, simplemente quiero ordenar mis ideas y opiniones, sacar un poco mi voz y decir al mundo que estoy presente, aunque solo sea una pequeña pelusa en el enorme sweter que es el mundo.

Blog principal <3
http://sentimientosdetrasdelalluvia.blogspot.com/